CNT-Teruel anuncia su salida de la Asociación ‘Pozos de Caudé’

| 26 abril, 2007 | 0 Comentarios

CNT anuncia su retirada de la Asociación Pozos de Caudé.

Monumento de la CNT junto a los Pozos de CaudéTras un continuo debate interno que se prolonga durante años decidimos hacer una propuesta con una actitud clara: el rechazo de la Asamblea de la Asociación al anteproyecto de “ley de memoria histórica” tal y como nuestra asamblea propugna.

En La Asociación Pozos de Caudé, a criterio de esta Sindical, se echa en falta un comportamiento democrático real, marcado por un funcionamiento “presidencialista”, sin renovar cargos desde su fundación; trayectoria alimentada, a nuestro juicio, por la inoperancia de la mayoría asociada.

Vista esta situación, la CNT proponía una organización realmente horizontal donde no mediaran intereses personales ni partidistas; y el ejecutivismo en que paulatinamente ha degenerado la Asociación se considerara como un error colectivo y de falta de implicación de los socios, propugnábamos un simple “borrón y cuenta nueva”.

La CNT críticaba* el anteproyecto de ley en la propuesta que remitía a todos los socios de la Asociación Pozos de Caudé, centrada en cuatro puntos:

  • El rechazo a las medidas de carácter asistencialista que el gobierno ha empezado a aplicar y que no sigue las normas internacionales de derechos humanos al trasladar la responsabilidad del Estado a las asociaciones y particulares. Consideramos que la responsabilidad es exclusiva del Estado (esto supondría no aceptar subvenciones, que en definitiva están legitimando el prisma desde el que se ha redactado esta ley de punto final).

  • La anulación de las sentencias franquistas y un rechazo frontal a la equiparación de víctimas con verdugos (“cualquiera que fuera el bando”, art. 2).

  • Que las compensaciones económicas a las víctimas sean proporcionales al daño infringido y que el Estado busque responsabilidades personales haciendo públicos los nombres de los responsables de la represión (según la normativa vigente el secreto documental sólo llega a los 50 años).

  • La necesaria socialización de la historia, en aras de la justicia y la reparación ( como todas las leyes internacionales de derechos humanos exigen) rechazando la justificación de acudir exclusivamente a la memoria individual y familiar negando una memoria colectiva que es tildada de “supuesta memoria”.

La propuesta; el posicionamiento afirmativo o negativo de la Asociación ante el Anteproyecto de Ley sobre la memoria histórica y cómo la presentó CNT, aportando un documento de estudio y de opinión con el fin de generar debate en la asamblea, despertó un gran interés para unos y grandes suspicacias a otros, éstos últimos fielmente representados en la mesa que presidía la Asamblea. La suspicacia viene avalada, en un lado, por la ignorancia democrática hacia la Organización CNT en su propuesta y de otro lado por el miedo a que el resultado negativo de una votación provocara un nuevo rumbo en la Asociación frenando una serie de proyectos en marcha, casi todos ellos encaminados al provecho de intereses personales frente a intereses generales en el seno de la Asociación y centrados de forma exclusiva en satisfacer el comprensible sentimiento y afectividad de las familias de asesinados, exhumando sus fosas.

Cuando el 7 de febrero de este año se dio, por fin, una asamblea bastante nutrida de socios comenzó a dar sus frutos la falta de “gimnasia democrática” basada en el debate, en la confrontación de opiniones a través de la palabra, derivándose hacia enfrentamientos personales, falta de respeto en la intervenciones, manipulación o ignorancia desde la mesa que preside la asamblea, hasta el extremo de no llegar a la votación de la propuesta y punto por el cual estaba allí una gran mayoría de socios. Tuvimos finalmente que salir del local de la asamblea llenos de vergüenza y estupor por lo que estaba pasando.

Esta situación nos conduce a anunciar nuestra salida de la Asociación Pozos de Caudé por los siguientes motivos:

  • El funcionamiento ejecutivista de la Asociación y la falta de democracia en su seno, obedeciendo a los intereses partidistas del PSOE que se apoyan con mezquindad en la urgencia (entendible) de algunos familiares para desenterrar a sus muertos.

  • La manipulación de la última asamblea por parte de los mismos intereses.

  • El apoyo de facto al anteproyecto de ley de memoria histórica que consideramos un insulto a nuestra memoria colectiva por los puntos ya expuestos anteriormente.

*Queremos reseñar que nuestra negativa sigue intacta al anteproyecto de ley de memoria histórica sobre el que en fechas recientes han alcanzado un acuerdo los grupos políticos de PSOE e IU-ICV. Esto es así porque las sentencias siguen sin anularse, el Estado sigue olvidando su responsabilidad y trasmitiendo la misma a asociaciones de memoria y familiares. Además, sigue manteniendo condiciones humillantes para con los familiares y no asegura la eliminación de todos y cada uno de los monumentos, nomenclatura y toponimia franquistas.

Teruel, a 25 abril de 2007.

Temática: Sin categoría

Deja un comentario


Visita la web confederal de CNT en: www.cnt.es