[CNT-Zaragoza] 1º Mayo 2015 – es la hora de recuperar la dignidad

| 14 abril, 2015

1 Mayo CNT Zaragoza cartel primero de mayo 2015Este primero de mayo es la hora de recuperar la dignidad.

El mensaje de la CNT de Zaragoza ante el Primero de Mayo viene delimitado en este eslogan: “código penal… para el gobierno, la patronal y la corrupción sindical”.

Al respecto no deja de tener su ironía que tengamos que ser la CNT precisamente, un sindicato de trabajadoras y trabajadores, los que exijamos que se cumpla la legalidad vigente. Pero lo cierto es que, cuando a los trabajadores/as se nos aprietan las tuercas a cuenta de la famosa “crisis”, no sólo con recortes en lo laboral, sino también con recortes de libertades tan graves como los anunciados por el gobierno en su pretendida reforma del código penal, creemos que vale la pena pararse a pensar a quién valdría la pena aplicar la legalidad vigente para mejorar, al menos un poco, el contexto social que tenemos. Y lo primero que surge es qué grado de degradación, corrupción y miseria ha penetrado en todos los elementos institucionales, para que el llamado “Estado de Derecho” en el devenir de estos años sea una gran farsa. Una mentira que, además, es la causante de los problemas que sufrimos en nuestras carnes los trabajadores/as, y que puede sintetizarse en tres grandes ejes:

LA CLASE POLÍTICA

Los hechos no mienten: todo lo político, con el gobierno a la cabeza, es desde hace tiempo una gran cloaca. Los ejemplos de la corrupción son miles: Gürtel, Bárcenas, EREs, Pujol, etc. Corrupción que va desde lo estatal a lo autonómico, a lo provincial, y a lo local. Tantos y tantas corrupciones que necesitaríamos miles y miles de hojas sólo para enumerarlos. Los nombres y apellidos de esa enumeración los conocemos entre todas y todos. En definitiva, son delincuentes impunes. Y lo cierto es que si este problema está tan extendido es porque delincuente también es el que ha callado y calla. Por acción y omisión, como suele decirse.

LA PATRONAL

El caso de la patronal es más escandaloso todavía que el de la política. Podríamos decir que su deporte nacional es ver quién vulnera la legalidad vigente más veces y hace más daño a los/as trabajadores/as. Díaz Ferrán, Arturo Fernández, no son casos aisaldos como nos quieren hacer ver, sino que son la punta de un iceberg generalizado que impregna a toda la patronal. Lo vemos, lo sufrimos y padecemos en el día a día. Sabemos que a día de hoy es habitual ver robos continuados a los trabajadores/as (incumplimientos de convenio, EREs injustificados), amenazas, coacciones, acoso de todo tipo, incluso sexual, en el trabajo, etcétera. Delitos todos ellos castigados en el Código Penal, y que darían para que, si se aplicase a rajatabla, unos cuantos/as pasasen muchos años en la cárcel.

Esta delincuencia patronal es la constante ya sea en el pequeño empresario/a, mediano o gran empresa. Sólo por poner un ejemplo: ¿alguien puede explicar que empresas como FCC, ACCIONA, ACS, etc, pringadas en diversas obras y contratas en desfalcos a las administraciones se les pueda seguir otorgando contratos si no es por el grado de corrupción generalizado de este “Estado de Derecho”?.

LO SINDICAL

A lo largo de estos años la corrupción sindical viene siendo una constante. Ahí están las tarjetas black, los EREs de Andalucía, el robo de dinero en los fondos de formación de los/as parados/as, millones que la banca les ha regalado por su complicidad, el fraude en los cursillos de formación que se ha venido dando por toda la geografía del Estado. ¿Por qué si desde hace años se sabe que los cursos de formación en su gran mayoría son un pillaje, no hay una investigación judicial generalizada sobre ellos?

A otro nivel, también tenemos la corrupción generalizada llamada “de baja intensidad” que padecemos, empezando por la canalización y el engaño de las elecciones sindicales como forma de participación de los trabajadores/as en la empresa: privilegios a los delegados/as, colocarlos en puestos de trabajo blandos, ascensos a encargados, almaceneros, contratación de familiares y amigos, clientelismo puro y duro, etcétera.

Es sólo así como puede entenderse los convenios de hambre que tenemos, o que el Salario Mínimo Interprofesional esté en 648,60 euros. En definitiva, un sindicalismo de corrupción en unas organizaciones sindicales que han devenido en algo obsoleto e incapaz y cuya existencia únicamente es posible porque la patronal las necesita para hacer el paripé y para legitimar el actual estado de las cosas.

LA ALTERNATIVA

Hasta aquí la crítica a los problemas que sufrimos los trabajadores/as a día de hoy. Crítica que por lo demás es ampliamente conocida por todos/as, pues somos conscientes de que hasta aquí no hemos descubierto nada nuevo. Pero sólo con la crítica no basta, y es por ello que desde la CNT creemos imprescindible poner sobre la mesa alternativas en positivo que regeneren el tejido sindical perdido, que vuelvan a darnos a los trabajadores/as herramientas útiles para mejorar nuestras condiciones de vida.

Lógicamente, no puede ser un sindicalismo que juegue en el mismo marco y a lo mismo, porque ya vemos a dónde conduce. Al contrario, la alternativa que desde la CNT planteamos pasa por un sindicalismo:

– Ético: En la medida en que no tenemos profesionales del sindicalismo, no hay liberados/as sino que el sindicato lo hacemos trabajadoras y trabajadores normales de todos los sectores, del mismo modo que optamos por la autofinanciación, es decir, que rechazamos las subvenciones porque creemos que los sindicatos tenemos que ser totalmente independientes y porque sabemos la puerta abierta a la corrupción que esas subvenciones han sido.
– Diferente: En la medida en que dentro de las empresas apostamos por las secciones sindicales como forma más adecuada de organizarse, en la medida en que permiten un funcionamiento igualitario, donde, a diferencia del modelo de comités de empresa, no haya compañeras/os de primera y de segunda.

– Participativo: En la CNT las decisiones las tomamos todas y todos juntos en asamblea, tanto a nivel de cada sección sindical como en el sindicato mismo. De esa manera evitamos que el sindicalismo sea cosa de unos pocos/as y aseguramos mecanismos para la transparencia y la horizontalidad.

– De implantación: Nuestra legitimidad para participar en la negociación colectiva nos la da la afiliación de los trabajadores/as, nunca el voto, en la medida en que creemos que el sindicalismo no existe si no es con la implicación y la unidad de todas/os, por lo que huímos del delegacionismo y en vez apostamos por crear tejido asociativo.

– De combate: Nos debemos sólo a nuestros intereses como trabajadores/as, el no aceptar privilegios y ser asamblearios/as garantiza que la CNT no firme nada que los trabajadores/as no queramos.

– Práctico: Pues nosotros/as no le prometemos el cielo a nadie, sino que buscamos mecanismos de organización concretos y útiles que permitan que los trabajadores/as unidos/as saquemos lo mejor de cada lucha que emprendemos. Con el modelo de secciones sindicales que planteamos, son muchas las readmisiones que hemos conseguido en los últimos años, en sectores tan diversos como el Metal, la Enseñanza, la Sanidad… Mientras unos se dedican a firmar despidos, otros batallamos por anularlos, habiendo logrado incluso EREs nulos en determinadas empresas del Estado español.

Por lo tanto, es necesario un sindicalismo de ruptura que no esté controlado por nadie más que los propios trabajadores/as. Un sindicalismo de tajo, de empresa, de sección sindical, de asamblea. Un sindicalismo participativo, donde las decisiones las tomamos el trabajador o la trabajadora sobre todo lo que nos atañe. Un sindicalismo construido tomando como base al trabajador/a que entiende y sabe que estar organizado es el camino de parar las agresiones de la patronal y las leyes antiobreras del Estado. Y sobre todo, la necesidad de organizarse para conseguir mejores condiciones de trabajo, de salario, sociales, y de avance para que la tortilla se vuelva.

Echar a andar.

En definitiva, la CNT te proponemos que echemos a andar juntos/as. A partir de aquí, desechando lo viejo e inservible como cualquiera hacemos en casa con aquello que no sirve o estorba, el camino está abierto, sin lastres ni barreras. Así cada uno/a, en nuestro tajo, en nuestra empresa, decidimos la hoja de ruta y su velocidad. Caminar juntos/as y unidos/as, organizados/as y solidarios/as es la vía para alcanzar objetivos y avanzar. Así sí se gana.

A las 12:00 en la PLAZA  SAN MIGUEL

Temática: 1º de mayo, Comunicado, Convocatorias, Destacadas, Featured, Sindical, Social

Comentarios (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Sitios que enlazan con este artículo

  1. Convocatorias para el 1 de mayo : CNT Aragón-Rioja | 27 abril, 2015

Visita la web confederal de CNT en: www.cnt.es