[CNT-Zaragoza] “a los sindicatos nos quedan muchos deberes por hacer”

| 2 enero, 2012

cnt-384-web10Este el contenido de la entrevista realizada a este sindicato para la sección de “CNT a fondo” del Periódico CNT en su edición de diciembre de 2011:

ZARAGOZA
“Los sindicatos tenemos todavía muchísimos deberes por hacer”

¿Cuántas secciones sindicales hay, y en qué empresas y sectores?

Empezamos el año con secciones sindicales en Sodemasa (sector forestal), FCC, Ayuntamiento de Zaragoza, Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza y Ryanair. A ellas se han venido a sumar, a lo largo de este año, otras en CEFA (industria química), Eulen (limpieza) o Unión Vidriera (sector del vidrio), estas dos últimas todavía en proceso de constitución.

¿Ha habido recientemente algún conflicto laboral o actividad en alguna empresa que destaque entre las demás?

Entre 2009 y 2010 logramos tres readmisiones de trabajadores despedidos por su actividad sindical (una en Ryanair y dos en FCC). Además de eso, y a día de hoy, la sección más digna de mención quizás sea la de Sodemasa, donde si bien desgraciadamente no hemos obtenido un resultado favorable en el proceso jurídico por la readmisión del primer delegado de la sección, más trabajadores se han acercado al sindicato y actualmente mantenemos un nuevo pulso con la empresa, en esta ocasión para que retire la sanción que impuso hace algunos meses al nuevo delegado de la sección, y cuya única motivación a nuestro juicio responde al interés que hay de que los trabajadores estén callados.

No podemos pasar este punto sin aludir a la lucha de las Auxiliares de Educación Infantil de Aragón. El conflicto se desató a raíz del despido de las 103 auxiliares que había repartidas por la comunidad autónoma. Actualmente las trabajadoras tienen planteada una lucha para que se reconozca la existencia de una subrogación entre la contrata saliente (MT) y la entrante (EULEN), que les dé posibilidades de recuperar sus puestos de trabajo. Una clara mayoría de este colectivo de trabajadoras/es ha recurrido a la CNT para llevar el conflicto.

¿Cuáles diríais que son los aspectos más positivos y más negativos de vuestro sindicato?

Hay muchas ganas de crecer a nivel sindical, de consolidar nuestra presencia a nivel de empresa, todo ello sin olvidar los aspectos sociales. Nuestro sindicato cuenta con un grupo de trabajo a nivel sindical compuesto de compañeros/as que, aparte de repartirse las tareas que van llegando, han adquirido una formación suficiente como para dotarse de una línea de trabajo común y una capacidad resolutiva suficiente como para afianzar el leve pero palpable crecimiento que venimos teniendo.

Lo más negativo es que echamos en falta tener más militancia. Si contásemos con un grupo aún más amplio de militantes tanto en lo sindical como en lo social, podríamos llegar a más espacios de los que actualmente cubrimos.

¿Cómo definiríais el ambiente de conflictividad sindical o/y obrera en vuestra ciudad, más allá de la CNT?

Para lo que nos gustaría, demasiado bajo. Ha habido un pequeño repunte a raíz de la crisis, pero somos de la opinión de que todas las organizaciones sindicales (nosotros los primeros, por supuesto) tenemos todavía muchísimos deberes por hacer en Zaragoza si queremos que el conjunto de los trabajadores/as de la ciudad tengan capacidad de respuesta ante las agresiones continuas.

¿Tenéis algún tipo de relación con otras fuerzas sindicales locales?

Sí. Tratamos de aunar esfuerzos en casos concretos, con centrales sindicales que en esos aspectos concretos parten de planteamientos en línea con los nuestros y siempre manteniendo un discurso propio dentro de estos procesos, como es lógico. De ahí que hayamos coincidido en conflictos concretos, y de ahí que también hayamos planteado manifestaciones con las organizaciones CATA, SOA-STA, CGT e Intersindical contra las sucesivas reformas antiobreras del Gobierno, al estar todos abiertamente en contra. Creemos además que este tipo de movilizaciones son espacios útiles para dar a conocer el discurso de la CNT en cuanto a la necesidad de cambiar el modelo sindical actual por uno sin elecciones sindicales, sin privilegios y que parta de las nociones de igualdad y lucha, al podernos dirigir a un público ya sensibilizado con el sindicalismo.

¿Cuál es la postura del sindicato hacia el movimiento 15-M?

Cualquier intento de organizar y movilizar a la gente contra la desvergüenza de la clase política y las burocracias sindicales es positivo.

Dicho esto, entendemos que al movimiento 15-M le falta (para nuestro gusto) asumir un discurso más claramente de clase y una apuesta por estructuras estables de lucha. Tienen todo nuestro respeto y hemos asistido a movilizaciones como la del 15 de octubre, pero nuestra apuesta para acabar con la corrupción de políticos, empresarios y pseudosindicatos tenemos muy claro que pasa por la organización sindical en base a un modelo que apueste por estructuras claramente diferenciadas de CCOO-UGT, pero que las combata en su terreno natural: el tejido laboral.

¿Cómo veis el panorama local en cuanto a agitación social?

A todo no llegamos pero como hemos dicho, desde el sindicato participamos en movimientos contra el paro, contra la privatización de la sanidad, por la abstención activa en elecciones de todo tipo… sin embargo, tanto entre nosotros como en otros movimientos y organizaciones con los que en ocasiones coincidimos, echamos en falta más actividad, más energía y más lucha de la que hay actualmente.

¿Podríais hacer una pequeña introducción a la composición de clases actual en Zaragoza?

Suponemos que será igual en casi todas partes, pero el caso es que en Zaragoza la clase mayoritaria es claramente la de los trabajadores. A ésta, únicamente le hace falta ser consciente de cuáles son sus derechos actuales, así como sus capacidades de cara al futuro, para empezar a intervenir de manera decisiva en la vida social y hacerse respetar. Por otra parte, tenemos una clase empresarial muy mal acostumbrada no ya a no ampliar derechos, sino a incumplir la legislación vigente en materia social y laboral con total impunidad.

¿Y una introducción a la composición de la representación política oficial?

Actualmente el Ayuntamiento de Zaragoza está en manos de un tripartito compuesto por PSOE, IU y CHA (partidos teóricamente de izquierdas), mientras que el Gobierno de Aragón lo tiene el PP. Estos hechos para nosotros no dejan de ser anecdóticos ya que quienes gobiernan ahora lo hacen porque es su turno, y sabemos muy bien que pasado un tiempo cambiarán las siglas, entrará la derecha en el Ayuntamiento, la izquierda en el Gobierno de Aragón… y todo seguirá igual que siempre.

Temática: Sin categoría

Los comentarios están cerrados.


Visita la web confederal de CNT en: www.cnt.es