[CNT-Zaragoza] El machismo en la CNT como disolvente de la Lucha de Clases

| 4 octubre, 2016

Escribimos este comunicado a raíz de lo ocurrido tras la publicación de tres artículos en la web de CNT-Oviedo que hacen apología del machismo, la discriminación de la mujer trabajadora y la violencia de género:

http://oviedo.cnt.es/2016/04/07/el-feminismo-de-estado-como-disolvente-de-la-lucha-de-clases/
http://oviedo.cnt.es/2016/08/21/hembristas-contra-masculinistas-la-guerra-de-sexos-del-siglo-xxi/
http://oviedo.cnt.es/2015/07/11/brecha-salarial-entre-mujeres-y-hombres-y-discriminacion-laboral/

Ante esta situación, este sindicato planteó en primer lugar a nivel interno todas las medidas que considera necesarias como consecuencia del incumplimiento de acuerdos por parte SOV de Oviedo y, ante la negativa a retirar dichos textos de un órgano de expresión de la CNT, nos consideramos en la obligación de explicar, esta vez a nivel público, por qué esos textos son inaceptables en una organización anarcosindicalista.

En principio, debería haber bastado con que hayamos recordado al SOV de Oviedo que la CNT se define como una organización feminista, que se enfrenta al patriarcado y a la doble explotación que sufre la mujer trabajadora y que, por lo tanto, esos textos nunca deberían haberse publicado. Si Gerardo Fernández tiene un interés personal en extender su conspiranoia “antihembrista” que se abra un blog, un canal de youtube o un grupo de auto-ayuda pero que no utilice el amparo y la credibilidad de unas siglas que defienden justamente lo contrario.

Para saltarse los acuerdos, el SOV de Oviedo utiliza una coletilla que le sirve de coartada: “El SOV de Oviedo de la CNT no se hace responsable de la opinión de las personas que publiquen artículos en este blog. El sindicato sólo asume como textos propios aquéllos en los que aparezca la firma del SOV de CNT de Oviedo. Este espacio está abierto a la libre opinión de la afiliación y otras personas colaboradoras dentro de unas normas básicas de respeto y convivencia.” Podemos llegar a entender que, en un órgano de expresión de la CNT, se permita la publicación de opiniones de las que no se hace responsable el sindicato y no tiene por qué compartir, bien porque tratan debates más largos y complejos que no pueden adaptarse a los comicios orgánicos, bien porque tienen una proyección más teórica o incluso académica o bien porque se trata de aspectos sobre los que el sindicato no ha realizado un trabajo previo. Nos parece bien y necesario pero, en todo caso, consideramos que eso debe ser reflejo de un debate real y consecuente dentro de la afiliación, el anarquismo y la clase obrera. Este no es el caso.

La idea de que se pueda expresar cualquier opinión cuando es “desde el respeto y la convivencia” es el típico argumento ciudadanista y tramposo propio de la clase dominante, ya que siempre va a haber alguien que se sienta ofendido y considere que se le ha faltado al respeto. Si el SOV de Oviedo cumpliera lo que predica, no podrían publicar en su web absolutamente nada, pero claro, no lo cumple, porque sabe que no todo el mundo tiene el mismo derecho a “ofenderse”.

El SOV de Oviedo hace lo que hacemos todos los sindicatos en la CNT: publicar lo que queremos porque eso a lo que “hay que tener respeto” son los valores y los objetivos de quien difunde y ampara esos contenidos, mas que otra cosa porque hay colectivos (empresarios, sindicalistas vendeobreros, fascistas…) a los que la CNT, simple y llanamente, no respeta y con los que no tiene ninguna intención de convivir. Somos un sindicato, no un club de tertulia.

Por lo tanto, consideramos que, cuando el SOV de Oviedo difunde contenidos machistas basándose en que son “opiniones desde el respeto y la convivencia” son a la vez hipócritas y cobardes. Hipócritas porque no permiten todo tipo de opiniones (y lo saben perfectamente) y cobardes porque eso lo aprovechan para publicar y difundir textos que justifican y alimentan la violencia contra sus compañeras, desde la comodidad de no tener que enfrentarse con ellas, al parapetarse en que es la opinión de un tercero y en que las mujeres son una clara minoría dentro de la CNT, por mucho que se ofendan.

Estamos seguros/as (o, al menos, eso esperamos) de que esa defensa de la “libre opinión” de la que hace gala el SOV de Oviedo no hubiera permitido, por ejemplo, la publicación de la opinión de un empresario a favor de endurecer la reforma laboral afirmando que los trabajadores abusan de las bajas por enfermedad o del descanso entre jornadas o la opinión de un esquirol que defendiera que los piquetes atentan contra su derecho al trabajo y deberían ir a la cárcel. Pues esto debería ser lo mismo, pero no, ya vemos que no: para el SOV de Oviedo el Patriarcado sí que es opinable.

Vemos con mucha preocupación cómo compañeros que nunca han mostrado ningún interés ni en la tradición feminista de la CNT ni en la discriminación que la mujer trabajadora sufre a diario en la empresa, la sociedad y dentro de las organizaciones obreras, se tiran de cabeza a repetir y difundir o, lo que es incluso peor, a “dejar estar” esta basura propia del fascismo y el liberalismo más radical. Es penoso ver a tipos que se definen como anarquistas utilizar nuestras siglas para hacer copy-pastes de ese discurso amorfo, falaz y sin ningún tipo de coherencia interna, que hace años que cualquier feminista se sabe de memoria y que es utilizado para ganar simpatías por parte de organizaciones tan preocupadas por la emancipación de la clase obrera como falange, ciudadanos, la CEOE o la iglesia católica. El concepto de “hembrismo” no es más que el reflejo del miedo masculino a perder sus privilegios frente a una mujer organizada.

Desde el CNT-Zaragoza pensamos que probablemente no se está comprendiendo lo ocurrido en toda su dimensión, es importante entender que se están usando las siglas de CNT para afirmar esto:

  • Que el hecho de que las mujeres sean las que afrontan los cuidados es una especie de privilegio consecuencia de la casualidad y de sus elecciones personales.
  • Que, por lo tanto, la desigualdad salarial y las peores condiciones laborales de las mujeres deben ser comprendidas y respetadas por los sindicatos debido a que las mujeres son menos rentables para el empresario por asumir esos cuidados.
  • Que las mujeres han estado menos presentes en las organizaciones obreras por su propia dejadez y elecciones personales, por lo que es aceptable que trabajen en sectores más precarios y tengan menos derechos reconocidos en los convenios.
  • Que la violencia de género no existe, sino que es un adoctrinamiento estatal debido a que el estado español tiene como objetivo criminalizar a los hombres extendiendo lo que llaman “ideología de género”.
  • Que las guerras no tienen consecuencias en la población civil porque las guerras afectan únicamente a los soldados …

Eso sería básicamente el resumen de los textos del SOV de Oviedo. En definitiva, se está utilizando las siglas de CNT para negar el patriarcado, la opresión que sufre la mujer obrera y para defender que el género no es una construcción social y esto puede aparecerle a cualquiera que realice una búsqueda sobre CNT.

También pensamos que, cuando, al pedir explicaciones, nos encontramos las acostumbradas respuestas tibias del tipo de “déjadlo estar”, son “cuatro locos”, no es “para tanto”, es “sin mala intención”… no podemos sino preocuparnos todavía más. No, no es un tema menor que se esté difundiendo esto bajo nuestras siglas, no es un tema menor la falta de reacción al respecto (salvo honrosas excepciones) y sí, sí que es para tanto. Nos desconcierta encontrarnos este argumentario dentro de la CNT, nos decepciona la dejadez por parte algunos en un tema tan importante para la CNT.

Desde el SOV de Zaragoza pedimos una reflexión profunda sobre lo ocurrido y esperamos que todo esto sirva para solucionar una situación que jamás debió darse en una organización anarcosindicalista.

cnt_mujer

Tags: , , , , , , , ,

Temática: Comunicado, Cultura, Destacadas, Feminismo, Social

Los comentarios están cerrados.


Visita la web confederal de CNT en: www.cnt.es