[CNT-Zaragoza] Manifestación del 1º de mayo, plaza San Miguel a las 12 horas

| 22 abril, 2017

Otro año más la CNT sale a la calle el 1º de mayo, para denunciar la situación laboral que toda la clase trabajadora padecemos, desde el obrero u obrera que está en un pequeño comercio hasta quienes están en una multinacional, o hasta los trabajadores/as del Sector Público, como es el caso de la sanidad pública entre muchos otros.

A todos/as nos están afectando salarios basura, contrataciones por horas, recortes de personal, jornadas laborales abusivas, poca seguridad e higiene en los trabajos, etcétera. Estas situaciones lógicamente benefician a la empresa y perjudican a los y las de siempre: la clase trabajadora.

Con la pérdida de poder adquisitivo, la Banca se ceba con los trabajadores/as quitándonos hasta la vivienda, desahuciando familias enteras a costa de hundirlas aún más. Y por si esto no fuera suficiente, los gobiernos de turno empobrecen nuestro presente y obstaculizan a las nuevas generaciones haciendo recortes en gastos sociales y básicos como la educación, la sanidad, la vivienda o las pensiones. Mientras ellos, los que se dicen representantes de la democracia, siguen saqueando, robando y son impunes ante la justicia que ellos y ellas mismas ponen a su servicio personal.

Por todo esto, y por más razones que serían interminables de enumerar, la CNT sale a la calle el 1º de mayo.

La CNT está con la clase obrera todos los días del año, con nuestro modelo de autogestión, financiándonos con las cuotas de la afiliación y no llevándose dinero de las arcas públicas como los demás sindicatos. Somos un sindicato de obreras y obreros, aquí no hay privilegios ni liberados/as sindicales, no hay vividores del sindicalismo a sueldo de la organización.

En la CNT nos organizamos los trabajadores y trabajadoras formando secciones sindicales en los centros de trabajo, haciendo asambleas, decidiendo todos y todas por igual, y nuestra fuerza es la unión, la solidaridad, el apoyo mutuo y la acción directa sin intermediarios como los comités de empresa, que únicamente se dedican a pedir a plantillas desmovilizadas que les voten para luego hacer como los y las políticos/as, olvidándose de los trabajadores/as.

Desde la CNT animamos a todos los trabajadores/as a unirse a esta organización, para participar en lo que como trabajadores/as nos afecta y no dejar pasar los problemas o delegarlos en quien no se remangará ni luchará por nosotros.

Esta manera de actuar de la CNT es además la que nos ha dado resultados en distintos tipos de empresa y sector estos últimos años, pues la organización y la lucha siempre dan sus frutos: En sectores donde abunda la pequeña empresa, como la hostelería y el comercio, hemos lanzado una campaña de información y lucha en el sector, con el fin de frenar la impunidad patronal que hay a la hora de vulnerar los pocos derechos que tenemos. Esta lucha ha dado ya sus primeros frutos en las empresas donde se han emprendido acciones concretas (Dock 39 en Puerto Venecia, o bares El Champi y La Ballena Colorá en “El Tubo”), empresas donde la CNT sigue manteniendo conflictos abiertos en la actualidad, exigiendo la readmisión de trabajadoras y trabajadores injustamente despedidos, mejoras en prevención de riesgos laborales, tiempo de trabajo, categorías, salarios, etcétera.

En otros sectores, donde es más habitual encontrarse con la gran empresa, la CNT ha sido igualmente efectiva y contundente para los intereses de las y los trabajadores/as: así, en empresas como Alumalsa, ante una dirección que intentó mantener una congelación salarial y una subida de jornada vergonzosas, la plantilla a través de una huelga indefinida apoyada en todo momento por la CNT logró en 2015 darle la vuelta a la situación, reduciendo la jornada de trabajo y aumentando salarios de manera lineal, para que los más bajos fueran los más beneficiados. Además, con esta huelga se consiguió también suprimir un tramo de la escala salarial que había sido pactada en el convenio anterior por empresa y comité, dando un paso más hacia la igualdad de salarios. Tras este primer paso, a lo largo de 2016 y 2017 ha seguido habiendo resultados, como el fin de la obligatoriedad de las horas extra que la empresa imponía a buena parte de la plantilla, o el reconocimiento de las secciones sindicales como órgano legítimo de la plantilla para lanzar sus reivindicaciones a la empresa. Este proceso se ha visto también en otras empresas de este perfil, como es el caso de Trox, donde la CNT ha denunciado constantemente las irregularidades que afectaban a toda la plantilla, o de Electrónica Cerler, donde en los últimos años este sindicato ha logrado dos readmisiones.

Y tampoco podemos olvidar el sector público, donde las trabajadoras/es de la sección sindical de la CNT en el SALUD han logrado destapar el fraude masivo que supone la contratación por acumulo de tareas que durante tantos años han estado promoviendo los gobiernos autonómicos de turno, con la complicidad e incluso el apoyo de los sindicatos colaboracionistas (fundamentalmente CCOO). A raíz de destaparse este fraude, se ha logrado por tanto que muchas personas pasasen de tener contratos temporales, a estar como interinos e interinas indefinidas.

En todos estos sectores y en muchos otros, donde igualmente cuenta con presencia la CNT y donde también se han obtenido victorias, ha sido una constante también encontrarnos enfrente a un mal que afecta a toda la clase trabajadora: la casta sindical de CCOO y UGT, que son el primer obstáculo de cualquier plantilla organizada y combativa, y que no han dudado en recurrir a las prácticas más antiobreras con tal de seguir del lado de las empresas. Así, en diversos casos hemos visto cómo cargos orgánicos y de representación pública tanto de CCOO como de UGT han actuado contra trabajadores/as en lucha: en el caso del SALUD, hemos visto cómo Rubén Eito Cuello (que ahora se postula a Secretario General de CCOO en Aragón) promovía una denuncia contra dos trabajadores de la sección sindical de la CNT en la que trataba de provocar su despido, por las únicas razones de destapar el fraude antes mencionado y de denunciar públicamente la corrupción sindical. También en el caso de Alumalsa hemos visto cómo un alto cargo de UGT en Aragón, José de las Morenas, ha denunciado a dos huelguistas, buscando ni más ni menos que se les condene y se les despida, tras el éxito logrado en la huelga de 2015.

Pues bien, en el caso del SALUD, los tribunales han declarado nulas todas las sanciones que se aplicaron a los dos trabajadores denunciados, demostrando la falsedad de las acusaciones vertidas contra ellos, y en el caso de Alumalsa uno de los dos denunciados ya ha sido desimputado, mientras este sindicato continúa su lucha para lograr el mismo resultado para el otro afectado. En resumen, la CNT ha demostrado también ser una herramienta contundente para defendernos de las actitudes antiobreras y de esquirolaje de los responsables de aquellas organizaciones que, llamándose sindicales, son el apoyo más fiel con el que cuentan las empresas, y un problema constante para las y los trabajadores/as.

La CNT es un sindicato distinto de todos los demás, hecho por y para los trabajadores y las trabajadoras, donde todos/as tenemos voz y todos/as luchamos juntos por mejorar nuestra situación. Un sindicato en el que nadie se vende, y donde nadie te vende. Este 1º de mayo, acude a la manifestación de la CNT, a partir de las 12:00 en Plaza San Miguel.

Temática: 1º de mayo, Convocatorias, Destacadas

Los comentarios están cerrados.


Visita la web confederal de CNT en: www.cnt.es