[CNT-Zaragoza] Sobre las elecciones sindicales en General Motors

| 17 octubre, 2014

El timo del “tocomocho”.No seas un voto, asociate

En este título podríamos resumir perfectamente lo que significan para los trabajadores/as las elecciones sindicales: sólo sirven para conseguir prebendas, privilegios, etc… para estos “representantes” y sus organizaciones: la casta sindical.

En realidad, podríamos hablar de corrupción a pequeña escala. Porque corrupción es que algunos accedan a los mejores puestos de trabajo (o dilaten en el tiempo su estancia en los mismos), de cargos, tanto ellos como sus amiguitos y entorno y un largo etcétera que casi todo el mundo sabemos. Y corrupción es la sentencia por la que fue condenada CCOO en la General Motors.

Pero todo esto hay que pagarlo, la General Motors no es la Madre Teresa de Calcuta, ¿verdad?. Y es aquí donde este sindicalismo de “compra-venta” llamado sindicalismo responsable, demuestra:

    • Que si hay que firmar un ERE, o dos, o tres, ahí están ellos para estampar su firma.

    • Que se saltan acuerdos de convenios, que ya de por sí parecen escritos por la GM, y se lo toman como buenos mansos.

    • Que a los compañer@s que estaban en el E.R.E para después ser pre-jubilados los han vuelto a llamar para currar en la cadena, cuando en otras empresas pasan a curros menos duros, y aquí no pasa nada.

    • Que la única calidad por la que se preocupan es la del coche y donde los trabajadores somos “recursos humanos” que hay que explotar al máximo, con ritmos de producción más altos, con menos gente, con amenazas, sanciones y coacciones.

    • Que la seguridad laboral va camino de quedarse en palabras placebo ante el aumento de los accidentes laborales, lesiones articulares y musculares, ataques de ansiedad, estrés, depresiones, desmayos, etc es un hecho.

    • Y el largo etc, etc, etc…

Esto es lo que hay.

Pero también la gente trabajadora podemos demostrar que somos lo bastante mayores y tenemos el suficiente recorrido como para dejar de decir que los reyes magos existen y esperar regalos. Es decir, a estas alturas ya sabemos que creer en esas estructuras sindicales, igual que en las promesas de los políticos es, como poco, para hacérselo mirar.

Por tanto, la defensa de nuestros intereses como trabajadores/as jamás estará en esos modelos sindicales acabados y cada vez más patéticos.

La ALTERNATIVA:

Si está claro que los comités de empresa no sirven, los trabajadores y trabajadoras tenemos que empezar a plantearnos una alternativa participativa y, por tanto, práctica. Ante ello planteamos la alternativa de la CNT basada, para empezar, en un planteamiento ético: sin liberados, sin parásitos o corruptos de ninguna clase, sin subvenciones: es decir, a la CNT no la compra ni Dios.

En segundo lugar pasa por un sindicalismo horizontal (sin jefes, sin comités de empresa, ni delegaciones de ningún tipo) donde eres tú el que participa y decide.

Un sindicalismo basado en la fuerza del grupo, de la sección sindical y de la asamblea como órgano decisorio; un sindicalismo de acción que tiene la mirada limpia, la mano tendida y la solidaridad como ADN.

Son tiempos ya para dejar de lamentarse y cabrearse de forma individual, porque organizándote en la CNT, sí se puede. Y un buen paso para empezar es no votar en las elecciones sindicales, y apostar por la alternativa de las secciones sindicales.

QUE NO TE ENGAÑEN MÁS

NO LES VOTES

CONTRA LA CORRUPCION SINDICAL Y POR

DIGNIDAD Y EFECTIVIDAD, ORGANIZATE EN LA CNT

Temática: Abstención Activa, Archivo, Conflicto Laboral, Destacadas

Los comentarios están cerrados.


Visita la web confederal de CNT en: www.cnt.es