[Teruel] III ciclo de Cine y Documental de crítica social entre el 5 y el 19 de abril

| 3 abril, 2006

Todas las proyecciones en el salón de actos de la Universidad de Teruel a las 19:15 h del mes d’abril de 2006.

Miércoles 5. Los Edukadores.
Jan, Peter y Jule son tres jóvenes rebeldes que sueñan con cambiar el mundo. Jan y Peter se convierten en Los edukadores, los misteriosos autores de actos poéticos y no violentos con los que quieren desestabilizar y avisar a los ricos de que sus días de bonanza están contados. Pero todo se complica cuando Jule se enamora de los dos chicos. El plan no sale como estaba previsto, y lo que nunca debió ser un secuestro acaba por enfrentar a los tres jóvenes idealistas con los valores de la generación en el poder.

Jueves 6. A Tornallom.
Un documental que nos muestra la resistencia de lxs antíguxs y nuevos (okupas) vecinxs de la huerta ante las coacciones de la policia y las mafias inmobiliarias.

Martes 11. La Estrategia del Caracol.
Los vecinos y vecinas de uno de los barrios más pobres de la ciudad colombiana de Bogotá luchan para evitar el derribo de la casa dónde viven, propiedad de un millonario sin escrúpulos.

Defendiendo el edificio contra jueces y policías, planean una original estrategia ideada por Don Jacinto, un viejo anarquista  español. La lucha contra los especuladores y los corruptos está perdida antes de empezar, pero los vecinos están dispuestos a hacer lo que sea para defender su dignidad.

Miércoles 19. Super Size Me.
Morgan Spurlock investiga la epidemia de obesidad que sacude Norteamérica entrevistando a expertos de todo el país y sometiéndose a un régimen de alimentos McDonald‘s durante treinta días consecutivos. Durante treinta días consecutivos, Spurlock se alimentó a base de Cheeseburgers, Bic Macs y McNuggets, subsistiendo exclusivamente con productos del menú Mc Donald‘s.

Siguió cuatro sencillas reglas:
1) No podía elegir: sólo podía comer lo que ofrecía el restaurante en ese momento (¡agua incluida!);
2) No podía pedir raciones grandes (Super Size) a menos que se lo ofrecieran;
3) No podía escaquearse: tenía que consumir cada uno de los productos del menú por lo menos una vez;
4) No podía renunciar: tenía que hacer tres consumiciones diarias: desayuno, comida y cena.

Debido al consumo de fritos y alimentos ricos en sodio aumentaron sus niveles de colesterol y sodio, y lo que empezó siendo un experimento divertido y desenfadado se convirtió en un problema grave para el hasta entonces envidiable estado de salud de Morgan Spurlock. Y todo ello pese a las protestas de su pareja, una cocinera vegetariana.

Resultado: una abultada factura de restaurantes, habituales visitas al médico y una experiencia fascinante para todo espectador que alguna vez se haya preguntado si el hombre sería capaz de vivir sólo de comida rápida. A esta vorágine alimentaria de un mes de duración acompaña una serie de esclarecedoras y sinceras entrevistas con los mejores profesionales médicos y sanitarios, con ejecutivos de publicidad y márketing y con adolescentes norteamericanos. Los resultados son, cuando menos, pasmosos. Además, la película estudia el horror de los programas de alimentación escolar, de las depauperadas clases de salud y educación física, de las adicciones alimentarias y de los drásticos métodos que utiliza la gente para adelgazar y recuperar la salud.

Temática: Sin categoría

Los comentarios están cerrados.


Visita la web confederal de CNT en: www.cnt.es