[Zaragoza] Concentración: Sí a elegir ser madre

| 29 agosto, 2013

1234215_326697830810431_104632221_n

 La Asamblea Feminista de Zaragoza convoca una concentración este jueves 29 de agosto, a las 19.00 horas, frente al Hospital Miguel Servet, “para reclamar nuestro derecho a ser madres, independientemente de nuestra condición”.

Ante la decisión del Gobierno de limitar el acceso a la reproducción asistida de la Seguridad Social a las mujeres con problemas de esterilidad, lo que en la práctica dificulta gravemente el acceso de lesbianas y solteras, esta Asamblea pide conocer si finalmente se va a llevar a cabo en Aragón esta medida discriminatoria e inconstitucional.

“Creemos que una vez más las decisiones que toma el ejecutivo, justificadas con el pretexto de la crisis, son ideológicas. Con ellas se está discriminando bien por la orientación sexual, o porque los modelos de familia no corresponden al tradicional” denuncia la Asamblea Feminista para reivindicar el derecho de las mujeres a tomar decisiones sobre “nuestra propia maternidad y cuerpo”.

La Asamblea Feminista recuerda que en la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, no se valora ni la orientación sexual ni la decisión personal de no tener pareja para regular el acceso a este derecho.
“De esta manera, mantener únicamente el criterio de infertilidad como se pretende ahora, discrimina por razón de orientación sexual y de estado civil, lo cual vulnera el principio de igualdad que promulga la Constitución. Además, es una medida sexista en cuanto que exige que las mujeres tengan un hombre a su lado para poder ser madres. La exigencia de ser estéril supone, en la práctica, un veto a toda mujer sin problemas de esterilidad biológicos pero que no pueda concebir porque carezca de pareja masculina” apostilla.

Así mismo, para la Asamblea Feminista con esta propuesta “el Gobierno no reconoce la diversidad familiar que ya es un hecho real tanto en el Estado español y aquí en Aragón”. “El derecho a la salud -añade- no es solo el derecho a no tener enfermedades, sino a tener un ambiente saludable, una vida equilibrada y acorde a nuestras decisiones. Con ello, también defendemos una sanidad pública y de calidad, ya que estos tratamientos seguirán realizándose en clínicas privadas, cuyo coste no es accesible a la mayoría de la población”.

La Asamblea Feminista pide a la Consejería de Sanidad que se pronuncie de inmediato respecto a la aplicación en Aragón de esta medida. Varias mujeres han denunciado que sus tratamientos han quedo suspendidos a la espera de saber qué va a pasar, lo que está generando un gran desconcierto. Andalucía, Euskal Herria y Canarias ya han mostrado su rechazo.

Temática: Invisible

Los comentarios están cerrados.


Visita la web confederal de CNT en: www.cnt.es